Prometen canciones divertidas para su espectáculo, al que califican como una “gran fiesta”. Vienen a presentar su último álbum del que dicen que es fuerte en general, en algunos aspectos incluso más agresivo de lo habitual, pero también con grandes y poderosas baladas de rock.