Ellos mismos se presentan como el mejor revulsivo emocional que puede haber encima de un escenario. Se estrenarán en Iruña Rock tras cosechar recientes éxitos rotundos en conocidos pabellones de Madrid y Barcelona con su espectáculo inusual, enérgico, divertido y bailable.